Reconocimiento facial y blockchain para reemplazar gradualmente al papel: el Fondo de Pensiones de la ONU ingresa a la era digital

A partir de 2021, la Caja Común de Pensiones del Personal de las Naciones Unidas (UNJSPF) lanzará una nueva aplicación basada en el reconocimiento facial y blockchain como alternativa al Certificado de Titularidad (CE) en papel que los jubilados deben enviar cada año para recibir sus beneficios.

Este es el resultado de un exitoso proyecto piloto liderado por el Fondo de Pensiones de NNUU durante los últimos meses, que involucró a 250 voluntarios, con certificados digitales generados en más de 40 países.

“El uso de una aplicación móvil brindará comodidad y facilidad de uso a nuestros jubilados; este es uno de los primeros resultados de la nueva estrategia del Fondo, cuyo objetivo es simplificar la experiencia de nuestros clientes”, dijo Rosemarie McClean, directora ejecutiva de la Administración de Pensiones. También se esperan mejoras en la eficiencia del nuevo proceso, ya que se automatizará el proceso de verificación por parte del Fondo.

“La nueva solución creará, verificará y asegurará las identidades digitales de los jubilados, al mismo tiempo que evitará el fraude, utilizando datos biométricos; identificar su ubicación con tecnología de geolocalización; y almacenar transacciones en un libro mayor inmutable, rastreable y auditable de forma independiente, utilizando una plataforma blockchain", explicó Dino C. Dell’Accio, director de información del UNJSPF, quien lidera la iniciativa. “Este proyecto se inspiró en la estrategia del Secretario General de la ONU sobre Nuevas Tecnologías”, agregó Dell'Accio.

El proceso actual basado en papel requiere el uso de servicios de correo postal, que la situación de COVID-19 ha interrumpido gravemente. Si bien el Fondo está superando este desafío a corto plazo, “es hora de que avancemos hacia soluciones digitales seguras en toda la gama de nuestros servicios para participantes, jubilados y beneficiarios”, afirmó McClean.

"Somos conscientes de que no todos nuestros beneficiarios y jubilados podrán aprovechar esta nueva solución", enfatizó la Sra. McClean, "por lo que el certificado en papel seguirá estando disponible como una opción".

El Grupo del Banco Mundial ha expresado interés en aprender del UNJSPF de la solución del “Certificado de Titularidad Digital” y cómo las tecnologías emergentes pueden aportar innovación en el diseño e implementación de sistemas de pensiones en todo el mundo.

Los siguientes pasos antes de la implementación completa incluirán una evaluación y certificación independientes de los controles de seguridad, privacidad y disponibilidad de la solución.

El proyecto “Certificado de Titularidad Digital” se llevó a cabo en asociación con el Centro Internacional de Computación de las Naciones Unidas y en cooperación con el Programa Mundial de Alimentos y la Organización para la Agricultura y la Alimentación. El Fondo agradece a los numerosos jubilados de ambas organizaciones en todo el mundo que ayudaron a probar la aplicación.